Noticias
Bandera de México para Apuesta.mx
Brasil es amplio favorito para ganar el Grupo A en casa. Junio 12, 2019 Allan

Copa América

Copa América 2019: Análisis del Grupo A

La edición 2019 de la Copa América será la última celebrada en año non, y por ello se celebrará nuevamente el próximo año. Para esta edición, disputada en Brasil, el favorito es claramente el país amazónico. El certamen contará nuevamente con tres grupos de cuatro equipos, incluyendo a dos equipos invitados de otras confederaciones. En el único sector que no contará con un equipo asiático será justamente el Grupo A.

Los amazónicos compartirán sector con Bolivia, Perú y Venezuela en lo que luce como el más disparejo de la competencia en el papel. Así, pasamos al análisis de la agrupación.

Brasil, amplio favorito

El conjunto carioca luce como amplio favorito para ganar el sector (1.16), y es candidato al título de la competencia. La ausencia de Neymar seguramente afectará a la verdeamarelha, pero hay calidad de sobra en el resto del plantel. Alisson podría ser el mejor portero del mundo y la defensa es sólida. Dani Alves, Thiago Silva y Filipe Luis encabezan una zaga experimentada.

Los brasileños no han contado con un romperredes nato recientemente, pero tienen delanteros peligrosos, aunque inconsistentes. Gabriel Jesus, Rafael Firmino y Willian parecen sus principales opciones adelante. Philippe Coutinho podría beneficiarse por la ausencia de Neymar.

Brasil ganará el Grupo A si…

Juega cerca de su potencial y encuentra suficiente ofensiva para acompañar la calidad de la zaga. Brasil simplemente tiene mucho más talento que cualquier otro equipo en el sector- y en la copa, en realidad- así que sólo tienen que ser eficientes. La ausencia de Neymar obviamente es un golpe para el equipo, pero no parece mortal. Más importante será trabajar en la psique del equipo. En el último torneo en casa fueron aplastados en semifinales por Alemania en la Copa del Mundo 2014. Tite parece tener el control del equipo y de eso dependerá su éxito en la Copa.

Para Bolivia todo es ganancia

Considerado el cuadro sudamericano más débil de la competencia, Bolivia (26.00) llega en el papel de víctima a la competencia. Eduardo Villegas tiene planeada una renovación en la escuadra boliviana, por lo que acudirán con un plantel joven. El portero, Carlos Lampe, pinta para ser la figura del equipo en este torneo, y a sus 32 años, parece ser el líder también.

Marcelo Moreno, quien milita en la Segunda División China es su principal artillero. La Verde es el cuadro más limitado de la competencia. Bolivia no ha sido campeón desde 1963, en casa. Esa racha parece que no terminará pronto.

Bolivia clasificará en el Grupo A si…

Ocurre un milagro… Bueno, si del ámbito futbolístico hablamos, el equipo tendrá que jugar a su tope y contar con que Lampe tenga una competencia épica. Adelante, Marcelo Moreno tendrá que responder y prácticamente tener una efectividad perfecta. Los bolivianos carecen de estrellas y tienen un equipo que va principalmente a foguearse, pero mayores sorpresas se han visto.Las opciones parece limitadas para las huestes de Villegas, pero la esperanza muere al último.

Venezuela va por la hazaña

Durante años, el futbol de Venezuela ha estado en crecimiento, pero aún no se ha reflejado en un torneo internacional. La Vinotinto estuvo cerca de clasificarse al Mundial de Brasil 2014, pero su campaña rumbo a Rusia 2018 fue una decepción. Sin embargo, el subcampeonato en la categoría sub 20 en 2017 ha despertado interés en la camada de jugadores. Josef Martínez fue el goleador de la MLS y es un delantero con recursos. Salomón Rondón destacó con el Newcastle.

Será interesante ver el planteamiento de Rafael Dudamel, quien suele ocupar un solo delantero. Tomás Rincón y Júnior Moreno son buenos recuperadores en la media cancha. Venezuela (15.00) nunca ha calificado a semifinales, y ese es el objetivo para este torneo.

Venezuela podrá pelear en el Grupo A si…

Dudamel encuentra un planteamiento ideal para sacar provecho del personal en el equipo. Esta generación venezolana viene cargada hacia adelante, pero de poco servirá si no hay plazas en el campo. Martínez o Rondón tendrán que aprovechar las oportunidades que tengan, mientras que la defensa deberá cerrarse. En general, el equipo sabe mantener el orden atrás, pero deben evitar algunos lapsos que les han costado anteriormente.

En general, Venezuela puede competir, pero para hacer más ruido, al parecer les faltan un par de años, al menos. Sin embargo, un buen torneo en Brasil ayudaría a recuperar la confianza tras la mala clasificación a Rusia.

Perú llega con confianza

A diferencia de otros años, Perú (7.00) llega a esta edición del certamen con la confianza de poder competir con los mejores equipos de América. La Bicolor viene de clasificarse al Mundial por primera vez desde Argentina 1978. Ricardo Gareca ha encontrado un sistema de juego que parece adaptarse a Perú al 100 por ciento.

Gareca tiene un esquema ordenado, donde se pelea cada balón con humildad. Figuras como Paolo Guerrero y Miguel Trauco se han adaptado al sistema de juego y dan calidad al equipo. Guerrero es el goleador histórico del seleccionado. Yoshimar Yotún también podría ser una revelación en el torneo. Perú ha sido  campeón en dos ocasiones, pero la última fue en 1975.

Perú peleará el liderato del Grupo A si…

Paolo Guerrero está en su mejor nivel, no tienen lapsus de concentración y juegan con la confianza exhibida en la eliminatoria pasada. El conjunto inca ha destacado anteriormente en Copa América, pero no se ha metido a la Final. El presente plantel parece tener los elementos para lograrlo. Perú le ha jugado de tú a tú a Brasil recientemente, y eso los hace un equipo peligroso en el sector. Quien no considere como una amenaza a los dirigidos por Gareca podría arrepentirse pronto.

Este es el análisis de cada equipo del Grupo A, en el cual las expectativas de cada país parecen estar lejos de sus rivales. Con Brasil enfocado en conseguir el título, Perú en búsqueda de la validación, Venezuela intentando entrar en el mapa y Bolivia en pleno cambio generacional, el destino del sector parece estar en manos de los locales.

No obstante, por eso se juegan los partidos, y las sorpresas suceden cuando menos se espera.