La “doble oportunidad”

La doble oportunidad es una variante del tradicional 1X2 (mejor conocido como quiniela). Esta es de las modalidades de apuesta más sencillas que existen, se juega igual que la quiniela, la diferencia es que apuestas por dos resultados en lugar de uno, sigue leyendo para conocer más de la doble oportunidad.

¿Qué tanto conviene apostar a la doble oportunidad?

La doble oportunidad se puede aprovechar al máximo en partidos de pronóstico reservado, en los que no hay un claro favorito, como sucede en los clásicos. La doble oportunidad o doble chance nos ofrece las siguientes alternativas: gana el local o empate, gana el visitante o empate, gana el local o gana el visitante.

Es conveniente apostar a la doble oportunidad sólo cuando el partido es muy cerrado y no podemos estar seguros del resultado, esto a diferencia de los partidos en los que los favoritos son muy claros. Sin embargo, hay quienes opinan que la doble oportunidad no es la mejor opción porque las cuotas bajan considerablemente; por esta razón es muy importante saber cuando utilizarla, ya que su valor se maximiza cuando se utiliza en varios partidos de una misma jornada, ya que nos puede hacer ganar importantes sumas de efectivo.

Ejemplos de como aplicar la doble oportunidad

Imaginemos que en el partido Cruz Azul – Pumas, el Cruz Azul gana. Si elegiste el pronóstico “Cruz Azul o X” o “Cruz Azul o Pumas”, ganas la apuesta. Sin embargo, si escogiste el pronóstico “X o Pumas”, pierdes.

Revisemos otro ejemplo pero ahora más a detalle:

Visualicemos un partido América (local) contra Jaguares (visita). Los azulcremas llegar como líderes y goleando cada semana, por otro lado, Jaguares es un equipo juvenil y rápido, pero su inexperiencia le ha costado perder muchos partidos, a pesar de que juega bien. Las cuotas a favor del América son muy bajas y por el contrario, las de Jaguares son altísimas. Esta es una buena oportunidad para apostar x2, es decir, a que no gana el América, ya que ir solamente con el 2 es muy riesgoso.

Conclusiones

La doble oportunidad por si sola es una magnifica vía para hacerse de un dinerito fácil, sólo hay que saber identificar los momentos cuando podemos sacarle el mayor provecho y la convertiremos en una poderosa aliada en el apasionante mundo de las apuestas.