Bandera de México para Apuesta.mx

MLB Probabilidades

Con partidos prácticamente todos los días desde finales de abril hasta finales de octubre, el béisbol de las Grandes Ligas otorga la oportunidad de apostar recurrentemente. Aunque cuentan con mercados similares a otras disciplinas, existen aspectos que hacen que sus apuestas sean muy particulares. Te explicamos todo a continuación.

Línea de dinero

En el mundo de las apuestas el béisbol es uno de los deportes más singulares. Por ejemplo, al tratarse de un deporte con partidos diarios, en los que varían los pitchers abridores de manera habitual, la línea de dinero puede cambiar de dar como amplio favoritos a ambos rivales dependiendo de quién abra el partido sobre la lomita. Las cuotas para los mercados que dependan del resultado siempre irán relacionadas con los abridores de cada partido. En ocasiones, hasta si son diestros o zurdos influye directamente en los momios.

La línea de dinero es la forma más básica de apuesta en los deportes y trata de predecir directamente al ganador del encuentro, sin importar el marcador ni la diferencia de carreras con relación al rival. Ya que en el béisbol no hay empates, siempre habrá un ganador en este tipo de apuestas y no hay forma de quedar tablas si termina un encuentro. No obstante, también se pueden cancelar partidos por cuestiones climáticas.

Para leer las cuotas tienes que saber lo siguiente: el favorito siempre tendrá una cuota menor al underdog. Vamos a tomar como ejemplo el partido siguiente: New York Yankees 1.75 – 2.20 Boston Red Sox. Si juegas con los Yankees, cada dólar apostado dará como premio 75 centavos más. Es decir, si apuestas 100 dólares se recibirán 175, los 100 que apostaste y 75 de ganancia. Por el contrario, si juegas con los Red Sox, por cada dólar recibirías 1.20 de ganancia extra. Es decir, si juegas con 100 dólares, te llevarías 220.

Hándicap

Otro tipo de apuesta particularmente atractivo para los aficionados al rey de los deportes es el hándicap. La idea es nivelar las posibilidades entre ambos equipos, aunque no aplica de la misma manera que en otros deportes. En el béisbol, el hándicap o spread casi siempre será de 1.5 carreras. Por una parte, eso evita la complicación de revisar todos los partidos días tras días. Por otro lado, al dar el medio punto, evitan que las apuestas sean nulas. Esto también quiere decir que las cuotas difícilmente se dividirán 50-50.

Si tomamos como ejemplo el mismo partido entre New York y Boston, las cuotas serían las siguientes: New York Yankees (-1.5) 2.10 – 1.90 Boston Red Sox. Si los bombarderos del Bronx ganan, quienes otorgarían 1.10 dólares por cada dólar apostado. En el caso de Boston, la ganancia es de 90 centavos por cada dólar. Al igual que en la línea de dinero, las cuotas irán en gran medida dependiendo del abridor de cada equipo.

Altas/Bajas

Aquí lo que importa no es ni la marca, ni el ganador del partido, sino el potencial para anotar carreras de ambos equipos. Por ejemplo, en un partido entre los Los Angeles Dodgers y San Francisco Giants las altas/bajas con colocadas en 9.5 carreras (1.90). De esta manera, si ambos equipos suman 9 carreras o menos, ganarán quienes hayan apostado al under. Si se consiguen 10 carreras o más, el ganador es el over. De esta manera, el tema a seguir es la producción ofensiva de ambos equipos.

En este caso, no importa cuántas carreras anote cada equipo, sino el total de veces que crucen home plate de manera combinada. Si la pizarra queda 6-3 o 9-0, la sumatoria seguirá siendo de 9 y ganarán las bajas. Si por el contrario, el marcador es 9-1 o 6-5, de cualquier modo ganarían las altas por estar arriba de la línea marcada.

Apuestas futuras

Este tipo de apuestas son aquellas que se realizan sobre el desenlace de un evento durante la temporada, y no en un partido en sí. El mercado más conocido y popular para este tipo de apuestas es predecir al campeón. Las cuotas se irán ajustando al desempeño de cada equipo conforme avanza la temporada, así que pone atención para jugar en el mejor momento.

Otras opciones para apuestas futuras son los ganadores de cada Liga o División, el Jugador Más Valioso de cada Liga, quiénes se levantarán con el Cy Young y qué equipos que llegarán a playoffs o ganarán series de postemporada.