Hándicap Asiático

Esta es una variación del hándicap tradicional, y lleva el nombre de “asiático” por haberse originado en aquella región, veamos de que se trata este interesante estilo de apostar.

Medio punto para evitar empates

En términos generales, el hándicap es una manera de lograr que un evento deportivo sea más parejo e interesante para apostar. Esto se logra otorgándole una ventaja al equipo menos favorecido.

El hándicap asiatico es una modalidad para apostar relativamente nueva que se utiliza principalmente en partidos de futbol. La idea de este tipo de hándicap es que cada equipo tenga la misma oportunidad de ganar. En el hándicap asiático se elimina el empate, lo cual eleva la competitividad de la apuesta. Aquí te olvidas del típico “Local, empate, visita”, sólo tienes que apostar al equipo que crees que va a ganar.

Este tipo de hándicap tiene la particularidad de usar medios puntos, lo cual facilita que jamás se den los empates y siempre exista un ganador.

Ejemplo de como se aplica el hándicap asiático

1.95 Monterrey (-0.5) vs. Tigres (0.5) 1.95

El 1.95 son las cuotas que ofrece la casa de apuestas.

Esto quiere decir que Tigres recibe una ventaja imaginaria de medio gol al inicio del partido.

Si apuestas a Monterrey que inicia con una desventaja de medio gol, tienen que ganar el encuentro para tú ganes la apuesta.

Si apuestas a Tigres, ganas la apuesta si ganan el encuentro o lo empatan.

¿Sencillo, no?

Transmisión

en

vivo

Pago:

1-2

Dias

Transmisión en - vivo

Bono:

100%

Hasta MX$ 1200

Pago:

1-2

Dias

+3

Bono: 100% - Hasta MX$ 1200

Bono:

100%

Hasta 100€

Pago:

1-2

Dias

+7

Bono: 100% - Hasta 100€

Bono:

100%

Hasta MX$ 1200

Pago:

1-2

Dias

+2

Bono: 100% - Hasta MX$ 1200

Bono:

100%

Hasta $200

Pago:

1-2

Dias

+1 More

Bono: 100% - Hasta $200

Bono:

100%

Hasta 100€

Pago:

1-2

Dias

+3

Bono: 100% - Hasta 100€

Conclusión

Ahora entendemos porque este tipo de apuesta está cobrando cada vez más adeptos alrededor del mundo, es muy simple pero a su vez le agrega a la apuesta esa emoción de saber que ganas o pierdes, que no existe un punto intermedio.