Noticias
Estados Unidos y México han dominado la Copa Oro históricamente. Junio 14, 2019 Allan

Copa Oro

Cuotas para campeón de la Copa Oro 2019

Lo que será una Copa Oro totalmente diferente a las anteriores comenzará este sábado con tres países anfitriones. Estados Unidos, Costa Rica y Jamaica recibirán la competencia, que por primera vez contará con 16 equipos. También serán 17 los estadios que recibirán el certamen, la mayor cantidad en la historia. Nunca antes se habían disputado partidos en Centroamérica o el Caribe lo que le añadirá un sabor especial al torneo.

En el aspecto deportivo, para 14 seleccionados la enmienda es clara: Romper con el monopolio que han ejercido Estados Unidos y México en la historia del torneo con títulos en 13 de las 14 ediciones.

Así, echemos un vistazo al torneo más importante de la Concacaf, con nuevo formato, y esperemos, mejor nivel.

Interrogantes en México y Estados Unidos

A diferencia de ediciones anteriores, México (2.37) y Estados Unidos (2.50) llegan muy lejos de una condición óptima.

En el caso del Tricolor, las lesiones y ausencias por decisión de algunos jugadores clave han limitado las posibilidades para Gerardo Martino. Javier Hernández, Jesús Corona, Carlos Vela, Héctor Herrera e Hirving Lozano están entre los ausentes. Todo parece indicar que el peso ofensivo recaerá sobre los hombros de Raúl Jiménez. El delantero del Wolverhampton viene de su mejor temporada en Europa y será dueño de la titularidad adelante con el Tri por primera vez en su carrera.

Andrés Guardado, Guillermo Ochoa y Héctor Moreno también cargarán con la presión de ser los veteranos del grupo. Otros que deberán elevar su juego para un equipo inexperimentado serán Luis Montes, Edson Álvarez, Carlos Salcedo y Rodolfo Pizarro.

En el caso de la Unión Americana, los resultados no han acompañado a Gregg Berhalter. El equipo está en plena transición generacional y se mantienen muchas dudas. Christian Pulisic es la estrella del equipo, pero sólo él y Michael Bradley están probados a nivel internacional. La portería al parecer recaerá en el inexperimentado Zack Steffen.

La falta de gol es un problema palpable para los estadounidenses. Existe poco desborde por las bandas, mientras que Jozy Altidore sigue siendo su rematador más peligroso. En un mundo perfecto, Gyasi Zardes o Jordan Morris pueden tomar su sitio en el ataque estadounidense.

En general, ambos equipos lucen vulnerables, algo que es poco común previo a este certamen.

¿Nuevas sedes, diferente resultado?

Para los equipos de la región, el cambio de formato y sede esperan que abra la puerta a cambios mayores en el desarrollo de la competencia. Como se ha comentado, mexicanos y estadounidenses se han repartido 13 títulos, con Canadá llevándose el otro en el lejano año 2000.

Los dos nuevos países anfitriones (aunque sólo sea en primera ronda) parecen ser las dos mejores apuestas para romper la tendencia. Costa Rica (9.00) ha sido históricamente la tercera potencia en la región. Gustavo Matosas conoce el futbol mexicano y se caracteriza por sacar el mejor provecho del plantel.

Los Ticos cuentan con un cuadro experimentado, entre quienes destacan Bryan Oviedo, Joel Campbell, Bryan Ruiz y Álvaro Saborío. Hay dos problemas, no obstante, que tendrán que resolver en el certamen. Por un lado, no estará presente Keylor Navas, uno de los mejores porteros del mundo. Por el otro, Costa Rica apenas ha llegado a una Final en este torneo.

En el caso de Jamaica (17.00), el equipo ha disputado las últimas dos finales del certamen, pero no ha tenido suerte. En ambos casos, para llegar al duelo por el título tuvieron que eliminar a uno de los dos grandes: Estados Unidos en 2015 y México en 2017. Darron Mattocks es su principal hombre, pero la fortaleza es el juego de conjunto.

Jugar en casa los primeros partidos ayudará a que ambos equipos puedan encontrar su mejor futbol con el apoyo de su público en la espalda. Además, es un incentivo especial luego que la competencia se disputara casi exclusivamente en los Estados Unidos.

Y más interrogantes en el fondo

Detrás de los “locales” existen pocos equipos que luzcan peligrosos. Panamá (15.00) ha calificado a dos finales, llevando una de ellas a penales. El problema es que su generación de oro se despidió en el Mundial el año pasado. Román Torres encabeza una línea defensiva que puede ser complicada, pero siguen teniendo lapsus de atención. Adelante hay potencial, pero poco probado.

Honduras (26.00) también está en pleno refresco generacional y cuentan con menos talento que en años anteriores. Además, la llegada de Fabían Coito al banquillo cortó con el trabajo de algunos años de Reinaldo Rueda. Si a eso sumamos la situación social que vive el país, un triunfo ante los grandes sería una sorpresa histórica.

En el caso de Canadá (34.00), existe talento en sus filas, pero han tenido escaso roce internacional. Si algunos jugadores responden bien ante la presión, puede ser el caballo negro de la competencia. Lucas Cavallini es un viejo conocido para los mexicanos y es una amenaza en el ataque. Alphonso Davies juega en el Bayern Munich. El ataque canadiense puede ser muy peligroso.

Los demás equipos son o muy inexperimentados, o no han trascendido en este torneo en mucho tiempo, limitando sus aspiraciones en este certamen.

Posiblemente como ningún otro certamen continental, la Copa Oro tiene un monopolio casi exclusivo de dos naciones. No obstante, México y Estados Unidos no se enfrentan en una Final desde 2011. Otros equipos han podido romper el status quo con anterioridad, aunque no han cerrado la obra. Por otro lado, las interrogantes de ambos abren la puerta a los demás. Si serán capaces de aprovechar la oportunidad, eso está por verse.

¡Mucha suerte!

 

Cuotas

  • México 2.37
  • Estados Unidos 2.50
  • Costa Rica 9.00
  • Panamá 15.00
  • Jamaica 17.00
  • Honduras 26.00
  • Canadá 34.00
  • Trinidad y Tobago 51.00
  • El Salvador 51.11
  • Haití 101.00
  • Nicaragua 151.00
  • Cuba 151.00
  • Curazao 251.00
  • Bermuda 251.00
  • Guyana 251.00
  • Martinica 251.00